¿Qué hacer para tomarnos la vida con humor?

Lo primero que habría que hacer es aprender a valorar lo que tenemos y dejar de lamentarnos por lo que no tenemos, mostrar actitudes positivas ante las personas y los acontecimientos, rodearnos de gente divertida, hacer de nuestras obligaciones diarias una fuente de satisfacción. No se puede olvidar que la felicidad no está relacionada con grandes acontecimientos, ni con un buen trabajo o grandes cantidades de dinero, sino que está en disfrutar los pequeños momentos de cada día, y en esto influye mucho la actitud que cada uno tenga ante las adversidades y contrariedades que continuamente se nos presentan.

En estos casos la risa es la mejor de las medicinas, ya que es imposible reír de corazón y al mismo tiempo estar ansioso y tenso.

No hay que olvidar la importancia de aprender a valorar las pequeñas cosas, de recordar los momentos del pasado que nos hicieron reír, volver a ver una película que en su momento nos resultó divertida.

Fuente: Puleva Salud

Deja un comentario

en-los-zapatos-de-alguien-con-ansiedad

En los zapatos de alguien con ansiedad

Una persona que quiere ayudar a alguien que esté pasando por un ataque de ansiedad debe hacer preguntas sencillas y cortas, para nada complejas: ¿Qué estás sintiendo en este momento? ¿Qué te hizo sentir así? ¿Qué crees que deberías hacer? De esta manera, la persona con el ataque va a asimilar lo que está sintiendo, lo va a gestionar y de una manera tranquila va a poder dejarlo ir.

Vida-de-persona-con-ansiedad

La vida de una persona con trastorno de ansiedad

Conocer sobre los trastornos mentales que agobian a la sociedad en la actualidad y ser consciente de la existencia de estos es no solo de ayuda para las personas que son diagnosticadas con alguna de estas enfermedades, sino también es un gran apoyo para diagnosticar de manera pronta a otras personas.

enseñanzas-del-principito

20 enseñanzas que nos deja El Principito

Cuántas veces no te has preguntado a ti mismo sobre la forma en que funciona el mundo hoy en día y te has encontrado en un callejón sin salida al analizar parte del comportamiento que nos rige como seres humanos, pues a pesar de ver como un tesoro a los niños y niñas que conforman a las nuevas generaciones admirando sus cualidades creativas y supremamente genuinas, nos vemos en la obligación de suprimir ese niño o niña interior que hace parte de nosotros para acoplarnos en un mundo de adultos.