5 claves para recuperarte rápido de un contratiempo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Bienvenido a este fascinante artículo, donde te hablaré acerca de cómo puedes hacer para recuperarte de un contratiempo; da igual si tienes o no problemas ahora mismo, pero estas claves te servirán para que te acuerdes de ellas en cada momento de tu vida.

Antes, debemos definir qué son los contratiempos en nuestra vida, se entiende como contratiempo un accidente o suceso inoportuno que obstaculiza o impide el curso normal de algo. Y resulta que ese algo es una situación por cuanto nosotros, tú y yo, vivimos a veces en medio de situaciones que  resultan ser caóticas en gran medida si no somos capaces de salir de ellas, sin embargo, debemos pensar en que siempre podemos salir de ellas y volvernos más fuertes, pues no hay situación tan grande que no podamos superarla ni voluntad tan pequeña para cambiar aquellos pensamientos que hace que recordemos constantemente ese contratiempo y, que, por ello, seamos nosotros mismos los causantes de nuestra infelicidad.

  1. Reconoce tus fortalezas:
    Quiero que reconozcas tus fortalezas, pues ellas son las que te pueden volver más fuerte física y mentalmente. Nutre tus fortalezas y no olvides que, al reconocer tus fortalezas, te das la oportunidad de saber que tú eres lo más importante y más fuerte que cualquier situación negativa por la que hayas o estés pasando, porque aquél que cree sentidamente en sus fortalezas, es capaz de superar todos los contratiempos y situaciones negativas que se le vengan encima.

 

  1. Cuida aquello que te hace ser tú:
    Con esta hermosa cita del famoso filósofo y poeta del siglo XIX empezamos a hacer énfasis en el cuidado de sí mismo, y no me refiero únicamente al cuidado personal, sino a ti como persona; a lo que te hace ser tú mismo, cuidar tu esencia. Porque, cuando estás a gusto contigo mismo, te das cuenta de que lo único que tienes que hacer para superar un contratiempo, es volver a ser tú mismo, pues muchas veces los contratiempos vienen como situaciones en las que realmente llegamos a dudar de lo que somos, es decir, de nuestra esencia, de nuestros valores y principios. Dándole cabida a que poco a poco, y con cada contratiempo, vayamos perdiendo nuestra identidad. Por ello mismo, debemos procurar ser nosotros mismos en todo momento y no dudar ni un segundo en aquello que nos hace ser nosotros mismos, aquello que nos hace ser únicos.

 

  1. Sonríe y aprende:
    Las experiencias, sean buenas o malas, vienen para enseñarnos algo, así que no te desanimes si tuviste un contratiempo; ya que esto fue parte de la experiencia que vino para enseñarte algo valioso. Sonríe ante cualquier contratiempo, ya que no hay mejor cura para la tristeza y el desánimo de haber sufrido un contratiempo que la sonrisa. El reír ante las adversidades, el darte una nueva oportunidad, el volver a empezar. Con éste último pasamos a la clave 4.

 

  1. Nunca olvides que puedes reiniciar cuantas veces quieras:
    Para superar un contratiempo, muchas veces es necesario podernos brindar la oportunidad de volver a empezar, pues para poder seguir es necesario el hacer una pequeña pausa y, si es necesario, volver a empezar. No te preocupes, volver a empezar no es fracasar, como comúnmente se cree, sino que es un nuevo aliento a nuestras vidas, una nueva respiración, que deja todo síntoma de lo negativo atrás para darle paso a nuevos respiros que traen paz consigo mismo.

 

  1. La clave está en ver sólo oportunidades:
    Un contratiempo también puede ser una gran oportunidad para poder avanzar con mucha más confianza y seguridad en uno mismo, ya que a veces las dificultades son obstáculos, pero que sí o sí vienen para darnos un empujón para que podamos ver las nuevas oportunidades que este contratiempo o dificultad traía consigo. Así que, piensa en las grandes oportunidades que se esconden tras un contratiempo, enfócate en ver las oportunidades y ve el contratiempo como un trampolín para subir y estar a dónde quieres estar.

Para concluir, no olvides que eres el ser más maravilloso de todo el mundo y que eres increíblemente más fuerte de lo que crees, pudiendo superar cada situación que te obstaculiza y te impide avanzar.

Deja un comentario

Suscríbete

¿Las cosas no te fluyen? ¿Quieres abrirle la puerta a la felicidad? Accede a claves

Taller Abundancia

Aprovecha la oportunidad de aprender el secreto de la abundancia 😎 El sanar desde el