Beneficios de descansar para el cerebro

Luego de repasar este pequeño artículo queremos que te quedes una idea fija:

Tu cerebro merece y necesita descansar.

Ahora vamos paso a paso.

En general asociamos los hábitos de vida saludable con llevar una dieta balanceada y hacer algún tipo de actividad física, pensamos en las técnicas y trucos para alcanzar las metas que nos trazamos e ideamos el cronograma perfecto para cumplirlas: tengo que dejar de comer esto, tengo que reemplazarlo por esto otro, me entusiasma más este tipo de ejercicio y no el otro, etc.

¿Acaso en estos estos cambios incluimos alguna vez la importancia del descanso para un balance integral? ¿Consideramos como necesidad crear un escenario estable, ligero y cómodo para el cerebro, tanto como lo meditamos para el resto del cuerpo?

  • Poco, ¿verdad?

Quizás si lo ponemos sobre la mesa, pero va en reversa: reducir la cantidad de horas de descanso o de sueño en función de cumplir los objetivos parece ser la clave. Terminamos allí definiéndonos como dos “cuerpo + mente” y no como un todo “cuerpo y mente”.

Y entonces, ¿viene bien darle un descanso al cerebro?

Claro que sí, aunque a veces la culpa por la palabra “descanso” nos llene de dudas.

Las creencias, atadas a nuestra percepción del mundo, activan un sentimiento de culpa cuando la necesidad de un descanso es más fuerte de lo normal. Esa voz interna te cuestiona de inmediato, tildándote de débil, catalogando al descanso como una “pérdida de tiempo”, incluso como un lujo.

Y luego, al dejar fluir esas emociones sin control alguno, es probable que la ansiedad tome protagonismo y termine por nublarte la vista por completo.

Luego de repasar este panorama, que seguro todos hemos vivido alguna vez, es hora de retomar nuestra afirmación inicial: Tu cerebro merece y necesita descansar.

Merecerlo puede sonar relativo, pero en definitiva “necesitar” le da un sentido de mayor urgencia. Y sí que es cierto.

Tanto el sueño de calidad como el descanso consciente y programado son necesarios en la búsqueda de un balance que propicie el ambiente ideal para la salud de la mente, para la toma de decisiones y la redefinición de las emociones.

¿Con una cantidad de horas de sueño regular es suficiente? El sueño es importante, pero no es el único recurso para darle un break a tu cerebro.

Desconectar, acercándote a actividades que parecen simples, tienen un impacto considerable:

  • Entrar en contacto con la naturaleza.
  • Permitirte algunos minutos de distracción luego de un periodo que requirió atención durante un tiempo prolongado.
  • Optar por la lectura.
  • Caminar (hacer algún ejercicio que ponga en movimiento tu cuerpo).

Sin importar el tipo de solución que elijas, los beneficios tienen un impacto profundo en tu cerebro a mediano y largo plazo. Darte la oportunidad aligerar la carga de tu mente, regalándote momentos de calma y relajación es vital cuando te enfrentas a situaciones de presión o cuando defines planes en tu vida personal o familiar. Si te interesa seguir profundizado en el funcionamiento tu mente te invitamos a conocer nuestra Certificación Internacional en PNL, avalada por Sociedad de Programación Neurolinguistica con el aval de Richard Blander

About the Author

CreaFelicidad

La Comunidad donde renovamos nuestras creencias y comportamientos para vivir mejor la vida

Deja un comentario