¿Ya conoces estos elementos de la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es una parte muy importante en tu vida para mantener la salud mental. Te puede ayudar a mejorar tu autoestima, conocerte mejor, poner tus límites, crecer como persona, entre otras cosas. Tal y como dice Daniel Goleman dentro de ti tienes un ‘’genio emocional’’ al cual tienes que desbloquear dándole herramientas y recursos para alcanzar tu bienestar personal.

Este concepto trae consigo herramientas para resolver de la mejor forma posible todas las situaciones que se presentan en tu día a día. Para poder practicarla con efectividad necesitas tener conocimiento, voluntad y apertura. Sirve como medio de autoconocimiento y de transformación profunda, por lo que es importante ser proactivos y muy abiertos al sentir, al entendimiento y a la creatividad. De igual forma también es muy relevante trabajar con tus emociones a diario para poder crecer y mejorar de forma rápida y efectiva.

A continuación te hablaremos de algunos de los componentes de la inteligencia emocional para que puedas practicarla en tu vida diaria.

Autocontrol

El autocontrol comprende la capacidad de pensar nuestras acciones y palabras antes de llevarlas a la realidad. La idea es autorregular nuestros impulsos para ser más hábil emocionalmente. Sabes que no es posible eliminar aquellos impulsos que desencadenan tus emociones, pero la idea en general no es eliminarlos, sino aprender a reconocerlos y a gestionarlos. Todo esto con el objetivo de ‘’no ser esclavos de nuestros sentimientos’’.

Autoconocimiento

El autoconocimiento consiste en la capacidad de identificar y entender las emociones propias. Conocerse a sí mismo es ser consciente de lo que sientes, lo que te duele, dónde y por qué. Lo importante es identificar tanto tus emociones como lo que hace parte de tu ser, todos tus puntos fuertes y débiles, intereses, necesidades, motivaciones, valores y objetivos. Su objetivo general es que adquieras una consciencia superior de tu ser para así aumentar tu propia confianza, tu capacidad de crítica y ser mucho más competente en tu inteligencia emocional.

Automotivación

La motivación comprende la superación personal y la energía positiva enfocada a la consecución de metas u objetivos. La motivación es el mejor motor para la mente y el corazón y te da ánimos aún cuando lo que te rodea no es completamente satisfactorio. Este componente te incentiva a focalizarte en aquello realmente importante para utilizar mejores recursos y para ser mejor cada día.

Para desarrollar tu inteligencia emocional es importante que practiques cada día. Constantemente realiza ejercicios de introspección para reconocer tus sentimientos y encontrar la causa de ellos. Motívate con pequeñas frases, acciones o recompensas y trabaja en la regulación de tus emociones. La clave es entender que pasa en tu interior, cómo se afecta tu exterior y qué cosas puedes hacer para gestionar todo de la mejor forma posible.

Si te interesa conocer más del crecimiento personal te invitamos a nuestro Taller de Crecimiento. Podrás adquirir herramientas para reinventarte y transformarte positivamente.

Deja un comentario

cosas-que-te-harán-una-persona-feliz

15 cosas que te harán una persona más feliz

Aunque no exista fórmula mágica que asegure una vida llena de felicidad ilimitada ni una opción que nos prometa vivir únicamente momentos empapados de alegría una vez la tomemos, podemos experimentar tal sentimiento de gozo, paz y tranquilidad si lo manifestamos con pensamientos que se basen en el bienestar y el amor.

datos-interesantes-y-geniales-PNL

20 datos interesantes y geniales sobre la PNL

La programación neurolingüística (PNL) es una rama de la psicología, lenguaje e informática que intenta definir patrones o («programas») directos en la conducta humana relacionados con el lenguaje.

frases-que-te-haran-sentir-mejor-sobre-tu-vida

19 frases que te harán sentir mejor sobre tu vida

La vida está llena de altibajos que nos llevan por todas las emociones, desde las más agradables que nos hacen sentir invencibles, hasta los sentimientos más amargos que tanto nos disgustan. A pesar de esto, la vida no pierde su toque atractivo y tan llamativo que de alguna u otra forma nos obliga a dejar la puerta abierta a nuevas experiencias, personas, vivencias y emociones.