Tips para cuidar de tu salud mental

El bienestar mental es una parte muy importante para mantener en buenas condiciones tu salud en general. La salud mental puede permitirte mejorar tu calidad de vida en el sentido en que te ayuda a tener un buen estado físico, emocional, mental, social y espiritual. Tomar consciencia de este elemento te ayuda a reconocer tus capacidades, afrontar las tensiones diarias de la vida y trabajar de forma productiva y fructífera.

Cuidar de tu mente es vital para poder ser personas funcionales en todos los entornos de tu vida. Te ayuda a mejorar en el ámbito familiar, social, académico, laboral y en cada una de las actividades en las que te involucras. En ocasiones, no resulta tan fácil mantener una buena salud mental porque hay factores que dificultan hacerlo como el estrés, las preocupaciones, los malos hábitos, entre otros. De ahí radica la importancia de tomar consciencia de tus acciones y de cómo contribuyen al cuidado de tu bienestar mental y emocional.

Si te interesa conocer más de este tema te invitamos a nuestro Taller de Crecimiento. Podrás adquirir herramientas para reinventarte y transformarte positivamente.

Gran parte de gozar de una buena salud mental depende de ti. Es por eso que hoy te compartimos algunos tips para que puedas trabajar en ella y lograr ese estado de bienestar que deseas.

Medita: 

De acuerdo con un estudio realizado por científicos de la Universidad de California (UCLA), la meditación es capaz de regular las emociones. Esto sucede ya que la meditación puede llevarte a estados de relajación y autoconsciencia, elementos claves para el buen manejo de tus emociones y de tu bienestar mental.

Evita el estrés: 

Lidiar con las tensiones del día a día puede dejarte agotado y estresado. Procura crear espacios en donde compartas tiempo contigo mismo. Realiza actividades que disfrutes como escuchar música o leer un libro, este tipo de acciones te puede ayudar a relajarte y aflorar tu paz interior.

Mantén pensamientos positivos: 

Mantenerte positivo puede ayudarte a ver las situaciones desde una perspectiva diferente y a encontrar soluciones y alternativas más fácilmente. De igual forma es importante que sepas que los pensamientos negativos consumen muchísima energía, por lo que pueden dejarte agobiado y agotado física, mental y emocionalmente.

Haz ejercicio:

Hacer una rutina de ejercicio diario activa tu cerebro y puede ayudarte a mejorar tu estado de ánimo. El ejercicio hace que salgas de la rutina, mejores tu estado emocional, mantengas tu mente despejada de los problemas e incluso a enfrentar la realidad desde otra perspectiva.

Cuidar de tu salud mental está en tus manos. Mantenerte sano mentalmente puede traerte muchos beneficios en lo social, emocional y espiritual. Además puede aumentar tu calidad de vida y la de los que te rodean. No esperes más para tomar consciencia de tus hábitos para alcanzar el bienestar mental que deseas.

Deja un comentario

en-los-zapatos-de-alguien-con-ansiedad

En los zapatos de alguien con ansiedad

Una persona que quiere ayudar a alguien que esté pasando por un ataque de ansiedad debe hacer preguntas sencillas y cortas, para nada complejas: ¿Qué estás sintiendo en este momento? ¿Qué te hizo sentir así? ¿Qué crees que deberías hacer? De esta manera, la persona con el ataque va a asimilar lo que está sintiendo, lo va a gestionar y de una manera tranquila va a poder dejarlo ir.

Vida-de-persona-con-ansiedad

La vida de una persona con trastorno de ansiedad

Conocer sobre los trastornos mentales que agobian a la sociedad en la actualidad y ser consciente de la existencia de estos es no solo de ayuda para las personas que son diagnosticadas con alguna de estas enfermedades, sino también es un gran apoyo para diagnosticar de manera pronta a otras personas.

enseñanzas-del-principito

20 enseñanzas que nos deja El Principito

Cuántas veces no te has preguntado a ti mismo sobre la forma en que funciona el mundo hoy en día y te has encontrado en un callejón sin salida al analizar parte del comportamiento que nos rige como seres humanos, pues a pesar de ver como un tesoro a los niños y niñas que conforman a las nuevas generaciones admirando sus cualidades creativas y supremamente genuinas, nos vemos en la obligación de suprimir ese niño o niña interior que hace parte de nosotros para acoplarnos en un mundo de adultos.