El poder de la mente

Cada día me sorprendo más de lo poderosa que es la mente y por qué aprender a reprogramarla para sacar el mejor provecho de ella. Hoy, para entender este proceso estamos apoyándonos en la neurociencia, donde la neurología moderna nos dice que en nuestro cerebro es más fuerte lo que imaginamos que lo que el mismo reconoce en realidad. Por ejemplo, tú estás viendo una película de terror en tu casa, sabes que la puedes apagar cuando quieras, que no pasa nada y sin embargo te late el corazón, se acelera, te da miedo. Sientes todo lo que está pasando en la película. Si se cae algo brincas y sabes que es una película. Lo que imaginamos con estas técnicas es para nuestro cerebro drástico y fuerte.

El Doctor Milton Erickson decía que “cada momento vivido va quedando grabado en nuestra mente inconsciente y que esas grabaciones son aprendizajes, son recursos que podemos utilizar para resolver cualquier situación que la vida nos presente”.

También hablamos de “La plasticidad cerebral que se refiere a la capacidad del sistema nervioso para cambiar su estructura y su funcionamiento a lo largo de su vida”.
Las conexiones cerebrales se hacen a lo largo de nuestra vida con lo que nos tocó vivir. Unas son utilices y nos hacen sentir muy bien, pero hay otros que nos estorban. Esos son los que cuando se da la plasticidad cerebral se pueden desconectar y reconectarse de una manera diferente que nos haga sentir bien y cambiar lo que necesitamos cambiar.

¿Y esto qué quiere decir? Pues es muy sencillo. Para cambiar tu estado debes identificar dónde está tu foco. La mente funciona como si tuviera muchas emisoras. Dependiendo de donde pongas el dial es la música que vas a escuchar. Por ejemplo, si tu dial está en la emisora donde solo pasan reggeaton es imposible que en esta emisora podamos escuchar música clásica o cualquier otro tipo de música. Por eso en el universo están todas las informaciones a la que podemos acceder, pero depende de donde este tu dial tú vas a acceder a esta información y vas a dejar de escuchar la otra. Por eso para mí el éxito de la vida está en cuidar dónde está mi foco. Y esto no quiere decir que no pasemos por diferentes situaciones, algunas mejor que otras, pero lo importante es aprender a entrar y salir de cada una de ellos y aprender a quedarnos en la que nos sirva para nuestro bienestar saludable.

Sin embargo no es suficiente con tener foco. Este lo debemos acompañar con nuestro lenguaje y el significado que le damos. Las palabras que utilizamos indican también donde esta nuestro foco. Por eso cada día se viene hablando del poder de los pensamientos positivos y las palabras positivas que logran estos que esa plasticidad cerebral ceda y se vayan creando nuevos caminos neuronales, para lograrlo podemos emplear algunas técnicas como son la gratitud. Si durante todas las mañanas apenas te despiertes empiezas a agradecer todo lo que tienes, tu mente va a empezar a crear esas nuevas conexiones y si esto lo hacer día tras día llega un momento donde para tu mente el tener pensamientos positivos y palabras positivas se hace parte de tu vida, entonces todo lo que atraerás va a estar en sincronía con estos pensamientos porque es donde estás fijando tu foco. Y la base para que todo cambio se logre esta en tu fisiología. En sentir en todo tu cuerpo como si esto dónde estás colocando tu foco ya lo tienes y lo estás experimentando como si fuera realidad. Y por qué se da: porque ya sabes que para la mente lo que tu imaginas es más poderoso que la misma realidad.

Cuando logramos lo anterior estamos generando congruencia para que nuestras emociones, nuestros pensamientos y palabras sean coherentes lo que quiere decir que nuestras acciones van en una misma vía y nos generan el estado deseado.

Pero y entonces te seguirás preguntado ¿Por qué hacer un trabajo de reprogramar nuestra mente? Es muy sencillo a veces tenemos el foco, el lenguaje apropiado nuestra fisiología este en concordancia y sin embargo no logramos nuestros objetivos. La razón puede ser que estás trabajando desde la razón, pero en tu inconsciente tienes algo que está impidiendo lo que tú quieres.

Entonces la mejor forma para lograrlo es trabajar con tu mente para potenciar las cosas grandiosas que tienes y reprogramar las que te están frenando. Aprende a utilizar el poder de tu mente y tu vida cambiara.

About the Author

CreaFelicidad

La Comunidad donde renovamos nuestras creencias y comportamientos para vivir mejor la vida

Deja una respuesta