Espíritu de Navidad

Hola queridos amigos, ¡los extrañaba a todos! ¿Como va la vida? Bueno, estoy en Brasil vine a convivir algunos días con mi Mamá y como soy gaucha del sur del país – Rio Grande del Sur – aproveche para pasear en la ciudad de Gramado que es una ciudad mundialmente conocida por su navidad.

Si exactamente lo que estás entendiendo, Brasil posee una de las navidades más famosas en el mundo y se llama: “Natal Luz”. Gramado es conocida también por el Festival del Cine, pero ese es otro tema que hablaremos en otra oportunidad.

Imaginate Gramado empieza su fiesta de navidad el 25 de octubre de 2018 y la finaliza el 13 de enero de 2019. En esos días todo es Santa Claus, muñecos de nieve, galletas navideñas, árbol de navidad y muchas emociones de todas las tallas, aspectos y recuerdos, montones de recuerdos de esa fecha especial del año.  A lo largo del día hay por toda la ciudad una intensa actividad y diferentes eventos como el Árbol que canta hasta un teatro especial para prender las luces de la ciudad con colores maravillosas.

Te cuento que una de las noches que estuve puse atención a esa ceremonia de prender las luces navideñas y algo me llamó mucho la atención. Uno de los “duendes de Santa Claus” dice a todos cuando intentaba prender las luces de la Ciudad: “hay que buscar los sentimientos más puros y genuinos de navidad pues solo ellos tienen el poder de prender las luces de la ciudad…. Vamos pedir para que los niños y los grandes batan palmas con fuerza y a través de su Corazón sientan la fuerza de la navidad y fijate como por arte de magia las luces de Gramado fueron prendidas con toda su intensidad y belleza genuinas.

Creó que para muchas personas que están leyendo este texto puede parecer un poquito ingenuo y hasta sin ningún sentido, pero a mi me parece interesante pensar en algo demasiado sencillo y al mismo tiempo complejo como es la NAVIDAD. Al final estamos en los primeros días de diciembre del año de 2018 y ha pocos días fue el  cumpleaños  más importante de ese pequeño planetita azul que esta ubicado en el sistema solar llamado tierra.

Y yo te pregunto de cuando eras niño ¿qué navidad te acuerdas? ¿Cuál te hace pensar en momentos llenos de mucha magia y emoción? ¿Cuál navidad te hace tener los pelos de tu brazo arriba? ¿Cuál regalo de niño tu te acuerdas? Bueno a mi esas fechas navideñas me hacen acordar de diferentes historias, pero la que te voy a contar hoy tal vez, solo tal vez, te sorprenda un tantito.

Me acuerdo que cuando yo tenia 8 años mi abuelo materno – el padrastro de mi mamá – me dice que me daría de navidad el mejor regalo que una niña pueda recibir. Yo pensaba que por fin recibiría mi tan esperada bici. Mi abuelo siempre en los cumples y navidad me llevaba a una tienda a escoger un regalo. El decía hasta cuanto se podía comprar y en ese valor se podía llevar lo que yo quería. Yo amaba esa técnica de mi abuelo y siempre volvía a casa con distintos regalos todos dentro del presupuesto establecido.

Bueno recordando la bici que yo pensaba ganar de navidad, en el día y hora arreglado con mi abuelo yo estaba lista con mi ropa de visitar el pediatra – es que en mi ciudad Porto Alegre se ponía la mejor ropa cuando se iba a una cita con el doctor – y salimos a tomar el bus en dirección al área central de la ciudad. Bajamos en el punto final del bus y seguimos caminando por las calles centrales. Yo iba de manito con mi abuelo – un portugués de la Isla de la Madera que era un diamante en bruto para las demás personas y para mí una joya preciosa de gran quilate – en dirección a la tienda. En algunos minutos entramos en una tienda que vendía máquinas de costura y yo pensé: mi abuelo también va a regalarse pues al mirarlo el estaba con un brillo en su mirada increíble.

Que padre pensé, seriamos dos personas felices ese día yo con mi bici y mi abuelo con su maquina de costura. Cual no fue mi sorpresa cuando mi abuelo como un “pollo en el basurero” (es una expresión brasileña que significa una persona que esta muy feliz. ¿Has mirado alguna vez un pollo en el basurero? Son inmensamente felices te aseguro) hablo con la vendedora de la tienda que quería comprar la mejor y más moderna máquina de costura. ¡Uau! Pensé yo,  el que no tenía la manito muy abierta – era un tantito tacaño para  el dinero – va a comprar el mismo día una máquina y una bici. Que increíble.

Pero cuál no sería mi sorpresa yo descubrí que la maquina de costura que compraba el era para mí. Si….. mi abuelo me llevo a la tienda para comprarme una “genial máquina de costura moderna” para una pequeña niña de 8 años. Yo en verdad no lo podía creer. ¿Cómo Crees, estás loco? ¿Qué te pasa? Le dije  yo totalmente enojada. Mi abuelo con la docilidad de un elefante en una tienda de cristales me lo dice de una vez: “escucha con atención, para que sirve una bice? Para nada, dice el. Al revés con una maquina de costura puedes hacer tantas cosas, crear ropas para ti y tus muñecas. Tu mamá puede hacer cosas también en esa máquina y todos en la casa la podemos utilizar.

De verdad del espacio de mis 8 años yo lo quería matar y empecé a llorar de furia, pero, nunca se olvidan esas palabras, años después pude comprobar que fue el mejor regalo que yo podía haber recibido en la navidad. Tu debes estar pensando ¿Y la bice? Bueno esa ha venido en el final del año siguiente también en la navidad y con ella hice paseos increíbles alrededor de las calles de mi barrio.

Y mi Maquina de Costura hasta hoy la recuerdo con cariño y amor y como predecía mi abuelo con ella he creado ropas exclusivas que dejaba  a todos impactados, hice bolsas para vender cuando era adolescente y he ganado algún dinero y era inmensamente útil a todos en la familia.

Entonces la Navidad es de verdad un momento mágico en el año si así tu la quieres ver ¿no te parece? ¡Namaste!

About the Author

CreaFelicidad

La Comunidad donde renovamos nuestras creencias y comportamientos para vivir mejor la vida

Deja un comentario