Las mascotas en nuestras vidas

Hola amigos ¿cómo están? ¿Como les va en la vida? Deseo que de maravilla. Me gustaría hablar con ustedes a respecto de un tema del cotidiano de muchos en el mundo que se llama: TENER UNA MASCOTA. Si amigos les quiero  hablar al respecto de la importancia que tienen eses seres mágicos en nuestras vidas. ¿Porque les llamo  seres mágicos? Porque ellos son lo más puro y sincero amor del universo en nuestras vidas y de eso estoy absolutamente convicta.

No me acuerdo si les comenté que tengo dos hermosos chihuahuas de nombre Nico y Frida. Ellos en verdad no son solo las mascotas de mi casa y si mis hijos de cuatro patas. En verdad los amo mucho. Mi Nico esta conmigo hace 8 años y siempre digo que ese pequeñito ser me ha salvo la vida. Mi Frida es más joven y está en nuestras vidas desde que venimos a vivir en México.

¿Porque digo que Nico me ha salvado la vida? Les cuento la historia de forma rápida. Hace ochos años yo tuve depresión y síndrome de pánico por trabajar demasiado y esas enfermedades se presentaron de una manera muy intensa y juntas en mi vida. Fue en esa época que conocí la hipnosis ericksoniana y el terapeuta que me daba atención me indico que tuviera un perro para hacerme compañía. En ese periodo de mi vida yo me sentía totalmente desnutrida física, mental, espiritual y emocionalmente.

Creo que buscar una mascota en ese periodo complejo que yo pasaba fue la mejor cosa que hice para poder salir de ese circulo de depresión. Al inicio tuve un cachorro que compré el 04 de octubre, día de San Francisco de Asís, y el pobre ha venido enfermo y lo tuve que devolver para tratamiento.

Después de eso ha venido Luck que es un perro con tanta energía y vivacidad que para mi momento personal no era lo más adecuado y también el se ha enamorado de mi sobrina y decidió que era con ella que el se quedaría. Sí porque las mascotas también deciden a quien dar su amor.

Al final encontré el amor de mi vida que es mi genial y adorable Nico. Les cuento que de cachorro era horrible y más parecía un ratón de esos bien feos que se encuentra por las calles. Bueno de todas formas fue a el que yo elegí para me acompañara de esa fecha en delante.

Mi Nico es mi perro de compañía emocional y como muestran muchos estudios de diferentes universidades por el mundo el es el mejor antidepresivo que conozco. Aprendí en la practica diaria que las mascotas evitan que sintamos soledad, reducen el estrés, aumentan exponencialmente la sensación de felicidad, mejoran en miles de veces nuestra vida social y refuerzan, en mucho nuestra autoestima.

Mi relación con Nico es de verdad algo a la vez un tantito difícil de explicar, pero lo que les puedo decir es que en uno de los periodos más complicados de mi vida – que ahora esta en el pasado como una fuerte y decisiva fuente de aprendizaje y crecimiento – mi amado Nico hacia con que a cada día yo tuviera fuerzas para levantarme de mi cama y vivir. Lo quería cuidar, apapachar y hacer con que el tuviera un lindo día y quien ha pasado por depresión sabe que solo dar la gana de salir de nuestra cama es una super victoria ¿no es verdad?

Por mi Nico yo era capaz, y sigo siendo, de hacer cualquier cosa incluso volver a sentir placer en cada pequeña y grande cosa de la vida. Ese lindo chihuahua me ha enseñado el verdadero significado del amor verdadero, completo y sin exigencias. Las mascotas simplemente nos aman y punto. Ese pequeño ser me ha nutrido de tantas cosas buenas que si inició un listado enumerándolas me quedaría hasta el próximo año escribiendo.

Les cuento que estudios recientes de la Universidad Autónoma de Mexico (UNAM) nos dicen que el contacto físico con los animales de compañía incide en la producción de endorfinas. En el caso de los adultos mayores las mascotas apoyan en la movilidad, en la sensación de ocupación, de bienestar general, hace que las personas respondan mejor a los medicamentos y también activan el sistema inmunológico.

Otros estudios mundiales dicen que en los niños una mascota aumenta el sentimiento de responsabilidad, ayuda a adquirir estabilidad emocional, aumenta la sensación de seguridad y protección y mejora la interacción con el entorno donde vivan.

¿Ustedes sabían que quien tiene una mascota produce más la oxitocina? ¿Saben lo que es la oxitocina? Pues esa hormona es considerada la hormona del amor en todas sus formas y a través de ella nos conectamos con los demás y establecemos todos nuestros afectos. En las mujeres esa hormona se libera en distintas épocas, pero es muy evidente en los embarazos y en la lactancia.

Definitivamente al tener una mascota, cualquier que sea, mejoramos nuestra salud física, emocional, espiritual y mental y generamos más alegría y creamos, de esa forma, felicidad en nuestras vidas.

Yo te conté a respecto de mi relación con mi Nico y también como las mascotas son importantes en nuestras vidas y me ha ocurrido preguntarte: ¿tienes alguna mascota que es importante en tu vida? ¿Te parece bien que me cuentes a respecto?

Posted in:
About the Author

CreaFelicidad

La Comunidad donde renovamos nuestras creencias y comportamientos para vivir mejor la vida

Deja un comentario