Las relaciones afectivas durante el confinamiento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

2020 fue un año que nos cambió la vida a todos como personas, un año con muchos altibajos en varios aspectos, con sorpresas y a veces tristezas que tuvimos que pasar. Durante la expansión del Covid-19 alrededor del mundo muchos países tomaron medidas extremas de protección y prevención del contagio entre esas el confinamiento por el cual se tuvo que atravesar.

El confinamiento total en muchas partes del mundo estuvo durante meses, prohibiendo la cercanía entre personas y dejando atrás todo aquello que parecía normal hasta el momento. La falta de comunicación presencial afectó en muchos aspectos la vida de las personas pues la costumbre de verse todos los días cambió repentinamente y convirtiéndose en comunicación por medio de mensajes o videollamadas.

Ha pasado ya casi un año desde el cierre de escuelas, universidades, institutos o algunos trabajos donde amigos o compañeros no se han podido volver a ver. Esto ha hecho que muchas relaciones se vean afectadas y otras tanto se hayan solucionado. Para saber más sobre esto vamos a desglosar el tema de relaciones afectivas en dos casos: amigos y parejas sentimentales.

En primer lugar, tenemos a las relaciones entre amigos, estas se vieron afectadas pues la costumbre de verse seguido, de hablar, de sentarse a almorzar juntos o de simplemente poder salir a dar una vuelta cambió completamente a no poder hacer nada de ello. En el caso de los universitarios, muchos de sus amigos salieron de las ciudades donde hacían sus estudios para pasar el confinamiento en casa de sus padres o en su lugar de origen pues el dinero no alcanzaba para permanecer en la ciudad. De igual manera junto con los universitarios están los estudiantes de colegio quienes en su último año escolar, esperaban poder vivir grandes experiencias que se pasan para ese momento, pero todo esto se truncó. Los amigos dejaron de verse impidiendo compartir momentos únicos que para un futuro serían recuerdos maravillosos.

Sin embargo, el confinamiento no fue un impedimento total, a pesar que estas relaciones si se afectaron la virtualidad escogida por parte de las diferentes instituciones lograron que las personas pudieran seguir compartiendo aun estando en distancia. Las verdaderas amistades perduran, solo es encontrar la manera adecuada de la comunicación entre ambas partes.

Ahora tenemos las relaciones por parte de las parejas, estas como se dijo al principio estuvieron en un término medio; algunas se afectaron y otras mejoraron. En principio aquellas relaciones que se afectaron fueron por la distancia, muchas parejas no soportaron el no poder verse ni tampoco manejar la comunicación a través de los medios tecnológicos. Muchas relaciones amorosas terminaron durante el confinamiento y otras tantas simplemente decidieron darse un respiro, y gracias a la distancia de no estar unidos en todo momento lograron equilibrar las cosas en sus vidas.

¿Y qué pasó con las relaciones que mejoraron? Pues bueno, fueron aquellas que antes del confinamiento no podían pasar tiempo juntos solo hasta el momento de llegar a casa después de un largo día laboral. Estas relaciones lograron poder compartir momentos en casa como nunca antes lo había hecho; cocinando juntos, trabajando y apoyándose o realizando otro tipo de actividades que los uniera como pareja. Este tipo de relaciones lograron encontrar por medio del confinamiento el valor de la relación y encontrar el porqué de seguir unidos, y saber qué era eso que impedía compartir buenos momentos.

Pues existen pequeños errores que provocan que las personas no puedan lograr un equilibrio en su relación amorosa, como lo mencionó la psicóloga Laura Fuster uno de los errores más grandes entre las parejas es discutir por “tonterías” pues hacerlo seguido puede causar enojos entre ambas partes que durarían por días. Según Laura Fuster es importante manejar esos enojos y encontrar solución escuchando las opiniones de ambas personas.

Finalmente, es importante agregar que esta situación no solo cambió la forma de relacionarnos con los demás, sino que también logró que cada persona se conociera asimismo para poder entender a los demás y aprender a relacionarse mucho mejor sin importar la situación por la que se atraviese; pues de eso se trata la vida, de retos y de saber cómo superarlos.

¿Y tú, qué tipo de relación afectiva tuviste?

¿Quieres transformar la relación con tu pareja? Haz parte de nuestro taller: cómo comunicarte efectivamente con tu pareja donde aprenderás ejercicios propuestos para transformar tu relación.

Deja un comentario