¿Cómo combatir el estrés?

La palabra estrés se ha vuelto común en nuestro vocabulario a causa de la pandemia mundial, se ha convertido en un estado de ánimo común y casi que se ha normalizado sentir estrés en el día a día. No obstante, no es nada normal vivir bajo estrés constante y esto puede desencadenar una serie de efectos físicos que, a largo plazo, pueden ser perjudiciales para tu salud.

Entre los síntomas más comunes del estrés encontramos, dolor de cabeza constante, dolor muscular, recogimiento de músculos en hombros y espalda, malestar estomacal, gastritis o colon irritable e insomnio ¿Has presentado alguno?

Si tu respuesta a la pregunta anterior es un rotundo “sí”, esto significa que eres parte de la población mundial que sufre de estrés. Sin embargo, esta es una condición a la que puede estar expuesta cualquier persona bien sea por eventos físicos, situaciones de peligro, desastres naturales o, en el más reciente de los casos, un acontecimiento de salud pública mundial como lo es la pandemia por Covid-19.

Ahora bien, te estarás preguntando, si ocurre con tanta frecuencia ¿cómo puedo combatir el estrés? Gracias a la facilidad con la que se puede acceder a la información, puedes encontrar múltiples técnicas o estrategias sencillas, que podrás implementar en tu vida para contrarrestar los efectos del estrés en tu diario vivir.

Para empezar, puedes poner en práctica la consciencia plena o el mindfulness, que consiste en enfocarse en el presente, evitando pensar de manera excesiva en el futuro incierto, minimizando así la ansiedad que puede generar el desconocimiento de todo lo que pueda traer el mañana. El yoga y la meditación, suelen ser herramientas muy útiles para relajar y traer tu mente al presente.

También puedes incluir el yoga en tu rutina diaria. El propósito fundamental del yoga es generar una conexión entre cuerpo y mente, generando consciencia de tu cuerpo y tu respiración. Además, el yoga puede ayudar a mejorar tu estado de ánimo y en algunos casos, los efectos del yoga pueden ser tan efectivo como los medicamentos antidepresivos para tratar enfermedades como la depresión y la ansiedad.

Adicionalmente, un ejercicio que suele ser altamente efectivo y es muy sencillo de realizar es reír. La risa tiene un poder sanador en el malestar de las personas que, va mucho más allá de nuestro entendimiento cognitivo y se traduce en, la liberación química de hormonas como la serotonina que produce sensación de felicidad en tu vida. La risa reduce la tensión muscular y ayuda a relajar tu cuerpo, liberando tu mente de pensamientos negativos. Por lo tanto, unos minutos de risa al día, pueden llegar a ser tu mejor antídoto para combatir el estrés de tu vida. En nuestro taller de Risoterapia, podrás experimentar los beneficios de la risa, aprenderás cómo disfrutar del aquí y del ahora, además, por medio de esta terapia de la risa podrás sanar viejas heridas y reencontrarte con tu centro espiritual.

Por otra parte, el ejercicio puede ser un factor fundamental para liberarte del estrés. Al hacer actividad física constantemente se liberan endorfinas que contrarrestan los efectos del cortisol, la hormona del estrés, generando beneficios en tu salud a largo plazo. Además, el ejercicio mejora tu condición física, lo que incrementa tu autoestima, al mismo tiempo que enfoca tus pensamientos en algo positivo que traerá múltiples beneficios a tu vida, en lugar de dedicar tiempo a pensamientos que puedan generar ansiedad o estrés.

Finalmente, algo que puede ayudarte bastante con el estrés, sobre todo en tiempos de teletrabajo, es evitar la procrastinación. Tener control sobre tus prioridades te ayudará a poner en orden tu vida. Cuando procrastinas, estás postergando actividades que son necesarias para tu trabajo, estudio o tu familia, lo que puede generar sentimientos de inconformismo, insatisfacción y finalmente estrés por no cumplir con tus deberes. Para ello, planear tu día o semana con anticipación, puede ayudarte a ser más productivo; además, si tienes una tarea que es demasiado grande y no sientes deseos de hacerla, puedes fraccionarla en pasos y tareas más pequeñas para cumplir de a pocos, cuando menos te des cuenta ya habrás cumplido con cada uno de tus deberes y los sentimientos de satisfacción y realización se sobrepondrán a cualquier sensación negativa.

En conclusión, los anteriores consejos son muy sencillos de implementar en tu vida, si lo intentas, podrás notar una mejoría considerable en tu vida, pues al vivir sin estrés, vivirás tu vida a plenitud.

Deja un comentario