¿Por qué no debes dejarte llevar por los momentos de rabia?

Efectos en tu organismo y entorno que produce la rabia:

Estamos llenos de emociones y hoy por eso vamos a hablar de una muy particular: LA RABIA, una de las emociones más fuertes que como humano puedes sentir. Quizás por algún momento o situación de inconformidad, porque te tocó esperar más de la cuenta, porque alguien te llevó la contraria o hasta porque te adelantaron mientras conducías, pueden llegar a ser algunos de los casos por los que nuestro temperamento sienta esta emoción.

No está mal, pero debemos saber que no podemos dejarnos llevar por esos momentos, ni que nos dominen o que afecten nuestra energía. Porque por un lado como vimos en nuestro anterior artículo puede afectar tu salud y por otro puede ser una emoción dañina por sus efectos descontrolados hacia personas a tu alrededor.

Es importante saber que efectos produce en tu organismo y en tu entorno, por lo que te hablaremos sobre 8 de sus consecuencias y 10 formas en las que puedes aprender a manejarla:

Efectos en tu organismo y entorno que produce la rabia:

1. Aumenta tu tensión y ansiedad, es decir que desequilibra tu organismo.
2. Tu cuerpo bombea más rápido sangre a tu corazón y puede provocar taquicardia.
3. Inflama tus órganos, puede ser aguda o crónica perjudicando a largo plazo tu cuerpo.
4. Rigidez en el cuerpo produciendo indigestión, gastritis, entre otros.
5. Desequilibra tu sistema inmunológico .
6. Produce otras emociones como culpa, angustia y estrés.
7. Puede causar daño a personas que se encuentran en tu entorno.
8. Altera o perturba la tranquilidad y paz de los demás.

Sin lugar a duda es una emoción que causa serios estragos tanto interna como externamente, si dejamos que nos controle. Por esta razón queremos compartir contigo 10 formas en las puedes aprender a manejar la rabia. Es fundamental que aprendamos a sentirla sin excedernos o dejarnos llevar por todo aquello que produce. Principalmente porque “Las emociones siempre estarán en tu vida y tú decides tomar el control de ellas” como lo vimos en nuestro artículo Sincronizar mente y emociones.

A continuación, te daremos 10 herramientas prácticas para controlar esta emoción:

1. Reconoce tu emoción y cuantifícala para que conozcas su intensidad.
2. Intenta asimilar de una forma positiva lo que te causo experimentar ira.
3. Respira profundo e intenta inhalar en 3 segundos, mantener 6 segundos y exhalar en 6.
4. Percibe y piensa si estar con esa emoción puede llevarte a arreglar la situación o mejorarla. Como la respuesta seguramente es no, piensa en como podrías de una forma positiva cambiar para bien.
5. Toma tiempo para reflexionar, cuando intentas cambiar de estado tener momentos de tranquilidad y serenidad te permitirán equilibrar tu ser.
6. Usar tu risa para que tu mente cambie de emoción es una excelente forma de volver a la normalidad y centrarte en lo que si debes.
7. Usa el ejercicio para liberarte de la tensión y la endorfina para tener más claridad respecto a lo pasó.
8. Escucha música para que te ocupe la mente en otras cosas y te relajes.
9. Aprende a aceptar tu responsabilidad y no ha culpar a otros por tus acciones.
10. Expresa lo que sentiste con la persona que te hizo tener ira cuando te hayas calmado.
11. Bonus: Busca ayuda si consideras que no puedes tener claridad o control en esos momentos.

Tener pleno conocimiento sobre esto, te ayudará a manejar esta emoción de la mejor manera, es fundamental que conozcamos sus riesgos y aprendamos a manejarla con estas increíbles herramientas. En los cursos de CreaFelicidad nos enfocamos precisamente en tu necesidad y el que sean personalizados nos permiten dar respuestas efectivas frente a esta y otras situaciones que muchas veces no sabes como llevar; aprender a manejar tu mente te permite vivir feliz. No olvides que cuando haces pequeños cambios en tus pensamientos, puedes transformar, renovar y mejorar tu realidad. Te invitamos a conocer más de nuestros programas en programación neurolingüística y ser parte de esta maravillosa comunidad.

Deja una respuesta